Ir a la página principal

Finish® Sal Especial Para Lavavajillas2Kg Regular

Finish® Sal Especial 2kg es el mejor complemento para tu lavavajillas. Protege a tu lavavajillas de la acumulación de sarro, producto recomendado por los principales fabricantes de lavavajillas. Gracias a su 99% de pureza, se disuelve rápidamente en el agua impulsando el rendimiento de tu lavavajillas
Seleccione el Tamaño del Paquete:
Selecciona el Aroma:
Disponible en:
1 recomendado

#1 recomendado

Cada vez más fabricantes de lavavajillas recomiendan nuestro producto

Descripción del Producto

Finish® Sal Especial 2kg es el mejor complemento para tu lavavajillas. Protege a tu lavavajillas de la acumulación de sarro, producto recomendado por los principales fabricantes de lavavajillas. Gracias a su 99% de pureza, se disuelve rápidamente en el agua impulsando el rendimiento de tu lavavajillas. La acumulación de cal en tu lavaplatos puede reducir su eficacia. Finish® Sal especial está diseñada para uso exclusivo del lavavajillas. Ideal para proteger contra las manchas y marcas de agua en tu vajilla y cristalería, a diferencia de otras sales que pueden contener impurezas.

Beneficios del producto

Evita la acumulación de sarro

Suaviza el agua

Evita las marcas de residuos blancos del agua dura

Seguridad y Almacenamiento

Almacena en un ambiente seco, alejado del calor y la humedad

Mantener fuera del alcance de los niños

No ingerir

Si se ingiere el producto, consulta con un médico

MANTENER FUERA DEL ALCANCE DE LOS NIÑOS Y ANIMALES DOMÉSTICOS. En caso de contacto con los ojos o la piel lavar con abundante agua. En caso de ingestión no provoque el vómito y consulte inmediatamente al centro de intoxicaciones o al médico llevando el envase o rótulo de producto.

Sal Para Lavavajillas

Modo de uso

Llena el tanque de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Para un mejor rendimiento de lavado, mantén el depósito de sal lleno en todo momento. En algunos lavavajillas, hay una luz roja que parpadea cuando los niveles de sal son bajos. Asegúrate de volver a llenar la sal en consecuencia cuando eso suceda.

Preguntas frecuentes

La sal para lavavajillas es cloruro de sodio, el mismo químico que forma las sales marinas y de mesa. Sin embargo, no debes usar sal de mesa, ya que es mucho más fina y puede bloquear y dañar el lavavajillas. El tamaño del gránulo de sal para lavavajillas es más grande y asegura que la sal se disuelva más lentamente sin bloquear la unidad del suavizante.

La sal de lavavajillas no entra en el lavavajillas, sino que fluye a través de la unidad de suavizante antes de ser drenada con el agua residual.

La forma en que funciona la sal para lavavajillas es proporcionando sodio para las “resinas de intercambio iónico” del lavavajillas que se encuentran en el suavizante. Cuando son regeneradas por el sodio, estas trabajan para atraer y atrapar los iones de magnesio y calcio que causan el agua dura.

La sal para lavavajillas tiene gránulos mucho más grandes que la sal normal para ayudar a disolverse sin riesgo de crear un bloqueo que daría lugar a un funcionamiento defectuoso de la unidad de suavizante. ¡Para sal más fina, el riesgo es real!

Previene el Sarro
Rellenar con sal para lavavajillas puede hacer que se acumule menos sarro en la máquina, ya que ablanda el agua a medida que fluye hacia la cámara de limpieza. Considerando todo, una máquina que funciona mejor también significa que hay menos posibilidades de que otras piezas no funcionen correctamente. Puedes preguntarle a tu proveedor los niveles de dureza en tu área y algunos pueden informarte a través de su sitio web. Es bueno adquirir el hábito de controlar el nivel de sal con regularidad (es decir, una vez al mes) y asegurarse de que el depósito de sal esté siempre lleno. En algunas máquinas hay una luz roja parpadeando cuando los niveles de sal son bajos, vuelve a llenar el depósito de sal en consecuencia cuando eso suceda.

No más manchas y marcas de agua
Las manchas y las marcas de agua pueden convertirse en un problema constante sin el uso de la sal para lavavajillas Finish. Estas marcas pueden ocurrir cuando el agua es dura, lo que hace que el detergente funcione con menos eficacia. Dado que la sal para lavavajillas suaviza el agua de manera eficaz, estos depósitos pesados​de sarro no se acumularán en tu lavavajillas y ayudarán a mantener tus platos con un aspecto más limpio.

La mayoría de las máquinas tienen una luz indicadora que se ilumina al encender la máquina para indicarte que te estás quedando sin sal para lavavajillas. Si la luz no está encendida, esto generalmente significa que la máquina tiene suficiente sal para lavar otra carga de platos.
En términos de calcular la cantidad de sal para lavavajillas que necesita tu máquina, asegúrate de revisar el envase para saber cuánta sal necesitarás. Puede ser útil usar una taza medidora y un embudo para medir y suministrar la sal a tu lavavajillas. Recomendamos dejar el nivel de sal aproximadamente a 1 cm debajo del borde de donde se enroscará la tapa para que no llenes demasiado la máquina y potencialmente desperdicies tu producto.

Es más fácil rellenar con sal para lavavajillas simplemente cuando la máquina está vacía, por lo que después de sacar una carga limpia de platos es el momento más adecuado.
La sal para lavavajillas debe agregarse a un filtro adicional en tu lavavajillas. Esto generalmente se encuentra en la base de la unidad de lavado, a diferencia de la puerta, pero asegúrate de consultar la guía del fabricante o el manual de instrucciones. Para agregar sal para lavavajillas Finish, abre la tapa y vierte la sal. Asegúrate de revisar el envase para saber cuánta sal necesitarás, y puede ser útil usar una taza medidora y un embudo, tanto para medir como para suministrar la sal a tu lavavajillas.
Si el depósito de sal está lleno de agua, aún puedes verter la sal, ya que desplazará lo que hay allí. Si no planeas hacer funcionar la máquina inmediatamente después de volver a llenarla, se recomienda limpiar el agua desplazada de la máquina con una toalla de papel. Si enciendes la máquina por primera vez, asegúrate de llenar el depósito de sal con agua; para regenerar la unidad de suavizante, la sal debe estar en una solución. Sigue siempre las instrucciones del manual proporcionado por el fabricante del lavavajillas.
Una vez vertida, vuelva a colocar la tapa, asegurándote de que esté bien cerrada y debería estar listo para usar nuevamente. La mayoría de los suavizantes de agua tendrán una configuración ajustable para la dureza del agua, así que asegúrate de que esté ajustada correctamente para asegurarse de obtener la limpieza perfecta.
Recuerda recargar la sal del lavavajillas con regularidad si notas que se está agotando.

Completa la Limpieza

Para una experiencia óptima de lavado de platos, por qué no probar…

  • Finish® Abrillantador

    Descubre por qué Finish® Abrillantador es el mejor aditamento para tu lavavajillas, ya que complementa el lavado en el ciclo de enjuague para evitar que queden residuos de comida y manchas en tu vajilla.
  • Finish® All In One Max Tabletas

    Finish All in 1 Max brinda limpieza superior sin necesidad de prelavar.