Información para el mejor lavado de tu vajilla

Utiliza esta sección para obtener mejores resultados en cada lavada.

Para descubrir cómo funciona tu lavavajillas o cuál es la mejor manera de cuidar tus platos, 
copas y utensilios de cocina, elije las opciones que figuran debajo:

1. Empezando a utilizar tu lavavajillas

¡El lavavajillas es un electrodoméstico asombroso! Aquellos que poseemos uno no podemos imaginar la vida sin él. Para aquellos que no poseen una máquina lavavajillas automática, aquí encontrarán razones suficientes para querer una.

El lavavajillas lava más higiénicamente que el lavado manual.

Los lavavajillas detienen la propagación de gérmenes y así protegen a tu familia contra enfermedades, ya que las máquinas lavavajillas automáticas, trabajan con agua a temperaturas de entre 50 °C y 70 °C (varían de acuerdo al modelo y ciclo de lavado) y estos grados de temperatura son insoportables para la piel de las manos, pero ¡también para los gérmenes! El detergente en polvo para lavavajillas FINISH® Power Powder y especialmente las nuevas tabletas FINISH® ALL IN 1 MAX, son más concentrados y fuertes que los detergentes para lavado manual; además, contienen ingredientes que aseguran que los residuos de comida sean disueltos completamente para luego ser eliminados por el ciclo de lavado de la máquina.

Combinando las altas temperaturas del agua junto con la acción mecánica del lavado (el funcionamiento de las máquinas es hasta de 1 hora 30 min. lavando los platos) y los detergentes FINISH®, se asegura un nivel de limpieza e higiene muy superior al que obtendrás con el lavado a mano. Los lavavajillas ayudan a eliminar gérmenes que podrían quedar en su vajilla si lava y seca 
a mano.

Los lavavajillas ahorran tiempo, ¡mucho tiempo!

¿No te resulta pesado lavar los platos cuando están engrasados, cuándo son muchos o simplemente cuándo tu cocina es un desorden? Lavar los trastes lleva mucho tiempo diario y no es una tarea agradable.... Antes de la aparición del lavavajillas, una comida familiar obligaba a parte de la familia a relegarse en la cocina por horas, sin poder compartir ese tiempo realizando otra actividad. Cargar el lavavajillas te toma apenas 5 minutos comparados contra los 30 o 45 minutos que lleva lavar la vajilla a mano. Olvídate de la frase "pásame el secador", y dedica más tiempo a hacer cosas que te den mayor satisfacción, como estar con tu familia.

Los lavavajillas son increíblemente efectivos

Actualmente las máquinas lavavajillas automáticas son más eficientes y consumen mucho menos energía para funcionar. De hecho, lavando la vajilla a mano se utiliza hasta el doble de energía que con el lavavajillas, ya que el lavado a mano requiere hasta 2.4 kWh de energía mientras que el lavavajillas requiere sólo 1.2 kWh por lavada. 
En relación al consumo de agua, ¡los lavavajillas utilizan considerablemente menos agua que el lavado manual!


Te desafiamos a hacer la prueba:

Toma el tiempo que dejas la llave del agua abierta mientras lavas los trastes, luego pon una cubeta y deja correr el agua por el mismo tiempo y cuenta cuantas cubetas de agua has llenado. ¡Sorpresa!

¿Una cocina desordenada? ¡Nunca más!

Cuando se cuenta con un lavavajillas la cocina luce siempre ordenada y recogida, ya que se puede guardar la vajilla sucia dentro de la máquina hasta que decidas realizar el lavado.

2. ¿Cómo funciona tu lavavajillas?

El lavavajillas de tu cocina está ahí para hacerte la vida más fácil, pero, ¿qué sucede detrás de la puerta cuando enciendes tu lavavajillas?

Ciclo de Pre-lavado 

La mayoría de los lavavajillas poseen un programa de pre-lavado que enjuaga la vajilla sin detergente. Primero, la máquina carga agua fría, aproximadamente un 30% de lo que utiliza para el lavado, 
(así que este programa utiliza poca agua) y ésta es calentada por la máquina a temperaturas tan altas que las manos no podrían soportarlo, pero así logra un mayor poder higiénico durante el lavado. El ciclo de pre-lavado ayuda a eliminar malos olores y a hacer más fácil el lavado si la vajilla está muy sucia.

Ciclo de Lavado Principal 

Luego del pre-lavado, el compartimiento del detergente se abre para que éste se mezcle con el agua y comienza el ciclo central de lavado. El agua con detergente es distribuida por la hélice y los regadores internos por toda la máquina, asegurando que toda la vajilla reciba detergente, limpiándola a profundidad.

Ciclo de Enjuague 

Tu lavavajillas puede tener más de un ciclo de enjuague. El ciclo frío remueve el agua sucia y el ciclo caliente junto al Abrillantador FINISH®, ayudan a escurrir el agua y las partículas de suciedad que quedan en ella de forma completa. De esta manera la vajilla está lista para el proceso de secado, quedando impresionantemente limpia y brillante.

Ciclo de Secado 

Dependiendo del modelo de la máquina, el secado se produce con el calor residual del lavado o activando el ciclo de secado especial para hacerlo en menos tiempo que ayuda a prevenir  las marcas de gotas sobre platos, vasos y cubiertos.

3. Cargando tu lavavajillas

La carga correcta del lavavajillas te asegurará obtener los mejores resultados de limpieza así como proteger tu vajilla y cristalería. Debes seguir siempre las recomendaciones del fabricante del lavavajillas (mini lavavajillas, lavavajillas industrial, lavavajillas panelable, lavavajillas empotrable, etc.), así como las de los fabricantes de la cristalería y vajilla.

Para obtener una mejor limpieza:

  • Antes de cargar la vajilla en la máquina, elimina los restos grandes de suciedad como huesos, palillos de brochetas o semillas.
  • Para limpiar residuos difíciles como comida quemada, coloca la vajilla en la bandeja inferior.
  • Coloca los utensilios más grandes y sucios como cacerolas en la bandeja inferior. Los vasos, tazas y elementos más pequeños y menos sucios se colocan en la bandeja superior.
  • Coloca los cubiertos en las cestas para cubiertos teniendo cuidado de no llenar demasiado la cesta, para que el agua pueda fluir con facilidad entre los mismos.
  • Intenta colocar la vajilla con la cara más sucia dirigida hacia los orificios de salida del agua.

4. Usando tu lavavajillas diario

Las lavavajillas no sólo ahorran tiempo y son increíblemente eficientes, sino que son mucho más higiénicas para tu familia; pero, ¡el lavavajillas no solo sirve para lavar vajilla! Hay un montón de elementos del hogar que seguramente lavas a mano (¡o no lavas nunca!) que puedes colocar en el lavavajillas.

A continuación te sugerimos cosas que puedes lavar en el lavavajillas (previamente verifica con el manual del fabricante) para mayor seguridad de tu familia:

  • Juguetes de niños
  • Biberones
  • Mamilas / Chupones
  • Botellas
  • Jarras
  • Adornos de cerámica o metal

 

 

5. Obteniendo los mejores resultados

Obtener mejores resultados de tu lavavajillas 
es fácil si sigues estos pequeños consejos:

Antes de llenar el lavavajillas 
Las máquinas modernas necesitan muy poco de pre-lavado para obtener resultados brillantes, pero tienen algunas limitaciones. Antes de colocar la vajilla en la máquina remueve los restos grandes de comida como huesos, semillas, entre otros. ¡Recuerda que el lavavajillas no es un cesto de basura!

Llenado correcto 
Lo más importante para llenar correctamente la máquina es seguir las instrucciones de llenado del manual del fabricante de la máquina. Deja espacio suficiente entre la vajilla, no la amontones y evita tapar las salidas de las regaderas interiores, así el agua fluirá con más fuerza.

Utiliza detergente para máquinas lavavajillas FINISH ®
Por más de 50 años, FINISH ® ha desarrollado innovadores productos para lavavajillas para que obtengas un acabado reluciente en tu vajilla en todas las lavadas, todos los días. Hoy más que nunca, FINISH ® te ofrece productos innovadores y más convenientes para que el lavado sea cada vez mejor. Consulta la sección Consejos para Lavavajillas o Nuestros Productos para conocer el producto más adecuado a tus necesidades.

Previniendo marcas de agua en la vajilla

Las gotas de agua contienen pequeñas partículas de residuos en su interior y cuando se secan dejan una mancha blanquecina sobre la vajilla, especialmente, sobre el vidrio, haciendo que la vajilla se viera como si no estuviera lo suficientemente limpia. Para prevenir estas manchas asegúrate que el contenedor de líquido abrillantador esté siempre lleno.

Mantenimiento de tu lavavajillas 
El sarro es el principal enemigo de tu lavavajillas, ya que con el tiempo va tapando las mangueras, filtros y otras partes del motor reduciendo considerablemente la eficacia de tu máquina. Siempre llama al Servicio de Mantenimiento sugerido por el fabricante si tienes dudas sobre los resultados que está obteniendo en el lavado.

6. ¿Qué puedes lavar en tu lavavajillas?

Hoy en día, la mayoría de los utensilios y vajillas pueden ser lavados en el lavavajillas. Pero si tienes dudas, sigue esta pequeña guía de consejos:

Vajilla y cristalería decorada a mano no debe ser colocada en el lavavajillas ya que los colores perderán brillo.

La vajilla y cristalería antigua no debe ser lavada en el lavavajillas.

Cristalería 

Prácticamente todos los vasos y copas de vidrio actuales son aptos para lavavajillas incluso el Pyrex (vidrio para horno).

Si se trata de cristal, asegúrate que diga apto para lavavajillas o consulta con el fabricante o vendedor. Por ejemplo, la fina cristalería Riedel, Schott Sweisel o Rothmans son aptas para lavavajillas.

La cristalería con plomo como las copas de cristal antiguas no deben ser lavadas en el lavavajillas.

Vajilla 

La mayoría de las vajillas modernas son aptas para lavavajillas, incluso vajilla fina. Esto es gracias a que Finish® trabaja día a día junto a los principales fabricantes de vajillas y cristalería del mundo para asegurar que puedas lavar todo en la máquina.

De todas formas si tienes dudas, verifica si la vajilla tiene la inscripción de apta para lavavajillas o consulta con el fabricante o vendedor para mayor seguridad.

Lavavajillas

Cubertería
Tanto los cubiertos de acero inoxidable, como los de plata pueden ser lavados sin problemas en el lavavajillas, sólo ten en cuenta las siguientes precauciones:

  • Enjuaga restos de comida ácida (como vinagre, cítricos, etc.) y restos de sal de la vajilla y cubiertos, ya que un contacto prolongado puede dañarlos.
  • En el cesto de cubiertos coloca la cantidad justa que permita que el agua limpie todos los cubiertos. No la llenes demasiado ni coloques los cubiertos a presión. 
  • Evita salpicar los cubiertos directamente con jabón para máquina lavavajillas. Para esto te recomendamos utilizar las prácticas tabletas de detergente Finish® All in 1 Max. 
  • Remueve los cubiertos inmediatamente después que termine el ciclo de secado para que no queden por tiempo prolongado dentro de la máquina que se encuentra húmeda. Esto evitará posible corrosión o formación de oxido sobre los cubiertos. Esto es muy importante para los cubiertos de plata. 
  • No coloques los cubiertos de plata y de acero inoxidable en la misma cesta. 
  • Elementos de madera o con hueso no deben ser colocados en el lavavajillas ya que se decoloran rápidamente perdiendo el aspecto natural. 
  • Evita colocar elementos con partes pegadas con pegamento ya que el calor del agua puede despegarlos.

 

Plásticos 
Solo coloca los productos de plástico que garanticen ser aptos para lavavajillas ya que el calor del agua los puede deformar. Los plásticos modernos en general son aptos para ser lavados en el lavavajillas.

Cacerolas, Ollas y Sartenes 

Las cacerolas, ollas y sartenes de acero inoxidable o cobre son ideales para el lavavajillas. En el caso que posean partes de madera (manija), se recomienda el lavado manual. Si fuesen de aluminio por favor verifica con el fabricante ya que no todas son aptas para lavavajillas automáticas.

7. Protegiendo la vajilla

Evita que el detergente en polvo entre en contacto directo con los cubiertos, ya que puede causar corrosión. 

Elimina la sal y vinagre de los cubiertos antes de colocarlos en el lavavajillas ya que pueden dejar manchas en los mismos.

Retira los cubiertos inmediatamente cuando termine el ciclo de lavado. El lavavajillas mantiene humedad por un tiempo prolongado y puede causar corrosión en los cubiertos.

Coloca los cubiertos de plata y acero inoxidable en cestos separados. Evita que entren en contacto directo ya que se pueden formar manchas o corrosión en ambos.

No sobrecargues la máquina. Esto puede causar graves daños mecánicos a la misma y a la vajilla además de reducir la eficacia del lavado.

Asegúrate que los platos no se toquen entre si para evitar que se golpeen, astillen o rayen.

Cuidando la vajilla
Dado el aumento de la popularidad de las máquinas lavavajillas, la mayoría de los vasos, platos, fuentes y cubertería son aptos para lavavajillas. De todas formas, es bueno conocer estas simples reglas para proteger la vajilla diaria o fina como la cristalería.

Vasos, copas y demás cristalería
En general toda la cristalería es apta para lavavajillas, pero con el paso del tiempo el vidrio puede volverse opaco después de muchas lavadas. ¿Cómo se puede evitar esto?

  • Verifica si el producto es apto para lavavajillas.
  • Asegúrate de estar utilizando la dosis correcta de detergente (se tiende a utilizar demasiado). Para evitar esta duda, lee las instrucciones del fabricante de la máquina y lee atentamente las instrucciones de los envases de detergente para lavavajillas automático. Para mayor practicidad y resultados utiliza las tabletas para lavavajillas FINISH Power Tabs que ya vienen con la dosis necesaria de detergente para cada lavada.
  • Asegúrate de remover los restos de suciedad grandes de la vajilla y recuerda limpiar el filtro de la máquina al menos 1 vez por mes.
  • Retira los vasos y copas inmediatamente luego de terminado el ciclo de secado de la máquina.

Vajilla de porcelana decorada 
La vajilla moderna de vitro-cerámica, cerámica o porcelana está recubierta de una película protectora para que puedan ser lavados en el lavavajillas sin correr riesgos.

Si la vajilla es antigua (anterior a 1980) se recomienda lavar a mano para evitar que los colores se dañen y pierdan brillo.

 

 

Cubertería de Plata 

En general puedes lavar los cubiertos de plata en el lavavajillas sin riesgo, aunque existe el riesgo de decoloración o de aparición de manchas. Para reducir este riesgo se recomienda enjuagar previamente los cubiertos para eliminar los rastros de sal y ácidos (como vinagre o jugo de cítricos). También se recomienda retirar los cubiertos inmediatamente luego de terminado el ciclo de lavado para evitar que queden en un ambiente húmedo.

Recuerda NO mezclar los cubiertos de plata con los de acero inoxidable.

 

  

 

     

 

 

Acero inoxidable 
El acero inoxidable se lava perfectamente en el lavavajillas. Si llegaran a aparecer manchas azuladas o decoloración, éstas se eliminan con un limpia metales (Silvo o Brasso).

Aluminio 
Los elementos de aluminio recubierto no son aptos para lavavajillas ya que se pondrán negros al contacto con el agua y el aire. De todas formas hay elementos de aluminio que son aptos para lavavajillas. Verifica con el fabricante o en la base del utensilio que esté la frase "apto para lavavajillas" o "Dishwasher -safe", de lo contrario deberá lavar a mano.

Plásticos
 
NO coloques elementos de plástico en el lavavajillas salvo que claramente estén marcados como aptos para lavavajillas, la temperatura alta del agua puede deformarlos.

Madera
 
Los utensilios de madera no son aptos para lavavajillas y deberán lavarse a mano.

8. Mantenimiento de tu lavavajillas

Las maquinas lavavajillas modernas necesitan muy poco mantenimiento para funcionar correctamente. A pesar de esto, hay algunas cosas que debes tener en cuenta para mantenerla funcionando a la perfección.

Depósitos de sarro y suciedad en la máquina 
Luego de varios meses de uso de la máquina puedes observar residuos de sarro o suciedad dentro de la misma. Para limpiar la máquina debes realizar un lavado sin vajilla asegurando que los compartimentos de detergente y abrillantador estén cargados. Si luego de esto los resultados no son aceptables, se sugiere llamar al Servicio Técnico de Mantenimiento recomendado por el fabricante de su lavavajillas para que realice una limpieza profunda profesional de la máquina.

 

Líquido Abrillantador

Recuerda verificar el depósito de abrillantador regularmente para asegurar que contenga suficiente producto. 

Recuerda que la máquina dosifica la cantidad necesaria. Siempre consulta el Manual del Fabricante.